Aeropuerto

A partir de este sábado, Argentina suspende los vuelos procedentes de Brasil, Chile y México para frenar el impacto de la segunda ola.

Otro de los factores que influenciaron la decisión es el avance de las nuevas variantes de coronavirus.

Argentina abre el paraguas para aminorar el impacto que tendrá la llegada segunda ola de contagios del covid-19.

Entre las medidas de control se encuentra la suspensión de vuelos procedentes de México, Brasil y Chile,

También se conoció que los argentinos que regresen del exterior deberán pagarse los test PCR y cumplir con la cuarentena.

La decisión administrativa entra en vigor a partir del sábado que aparecerá publicada en el Boletín Oficial.

Así, Brasil, México y Chile se suman a la lista de vuelos suspendidos que conformaba Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Los únicos vuelos autorizados serán los destinados a la repatriación de argentinos que se encuentren en esos países.

Con esta decisión queda formalizado el cierre de fronteras con esos tres países hasta nuevo aviso.

Antes del cierre de fronteras, ingresaron al país argentinos contagiados con las nuevas variantes.

Uno de esos contagiados murió en Córdoba después de que regresara de un viaje que hizo México.

La denominada cepa de Manaos es la que más alta circulación tiene en los últimos días por lo que requieren medidas para frenarla.

Los viajeros que regresen al país deben hacerse un test, aún cuando exista uno realizado antes del regreso.

En total son 10 los días de aislamiento que recomienda el comité de salud para estos casos.

Es importante recalcar que al séptimo día de aislamiento, la persona deberá realizarse un nuevo test de control.