Joe Biden

En videoconferencia, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, prometió a México un trato igualitario.

Como parte del primer encuentro entre los dirigentes de ambos países, Joe Biden realizó declaraciones esperanzadoras para México.

Joe Biden prometió a su par Andrés Manuel López Obrador que su país tratará a México como un igual.

En la misma reunión, Biden reconoció la fortaleza alcanzada cuando los dos países trabajan de manera conjunta.

Sin embargo, también remarcó las diferencias que arrastran los dos países desde siempre.

En respuesta, López Obrador agradeció el deseo de igualdad no sin antes poner una condición.

El mandatario mexicano aludió a la soberanía, palabra que hace recordar a la celebre frase de Benito Juárez: “el respeto al derecho ajeno es la paz”.

López Obrador se mostró dispuesto a cooperar en el desarrollo bilateral pero con independencia y autonomía.

También parafaseó la frase de Porfirio Díaz, ex presidente de México, que reza “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.

Posteriormente, López Obrador transformó esa misma frase en “Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos”.

Con sus palabras, el presidente mexicano marcó la cancha a su par norteamericano. Por un lado, acepta los acuerdos pero por otro le adelanta que no está dispuesto a entregar la soberanía.

Más allá de las frases y los acuerdos, la realidad es que la relación entre México y Estados Unidos es compleja.

Como gran tema pendiente se encuentra la inmigración y todos los problemas que de ella se derivan e impactan a los dos países.

En el pasado, otros acuerdos económicos surgieron con resultados altamente desastrosos para México.

Habrá que esperar en qué termina el inicio de esta nueva relación que, por lo menos hasta ahora, empezó con buenas intenciones.