Jeanine Áñez

El presidente de Bolivia, Luis Arce, devolvió al FMI el crédito millonario contraído durante el gobierno de Jeanine Áñez.

Como parte de sus primeras medidas como presidente, Luis Arce decidió la devolución de un crédito otorgado por el FMI.

La deuda fue contraída por Jeanine Áñez tras el golpe de Estado en Bolivia al gobierno de Evo Morales.

Con la asunción de Luis Arce, la economía de Bolivia entró en un proceso de análisis.

Como resultado, saltaron a relucir los condicionamientos que el crédito del FMI impone a Bolivia.

En consonancia a la línea de gobierno propuesta por Arce, el crédito regresó al FMI.

La idea de la nueva gestión es mantener la soberanía económica del país.

Así, la deuda con un organismo extranjero queda sin efecto, al igual que las presiones económicas que impone.

Tras la gestión de las cuestiones administrativas, los 351,5 millones de dólares regresaron al FMI.

Además de considerar las cuestiones onerosas del crédito, se tomó en cuenta también que fue contraía por un gobierno de facto.

Otra de las cuestiones de peso que derivaron en la devolución es el paquete de imposiciones que significa aceptarlo.

En suma, se trata de una cuestión que excede lo meramente simbólico y abarca cuestiones políticas, sociales y económicas.

Como era de esperarse, Evo Morales celebró la decisión de Luis Arce.