Accidente

Un bombero de Reino Unido acudió al llamado de un accidente y cuando llegó al lugar se llevó la peor de las sorpresas.

Tras el llamado de socorro, un bombero acudió a la escena del accidente sin saber lo que le esperaba.

Se trataba de un típico accidente de tránsito que requería la ayuda de los bomberos.

Esa noche, Adrian Smith, un bombero de 47 años de edad se encontraba de guardia.

A la central ingresó el pedido de ayuda por un accidente ocurridos en la autopista B4341 de Pembrokeshire, Reino Unido.

Smith acudió al lugar y como era de esperarse, el accidente era terrible. El auto accidentado le pareció familiar.

Entre las personas muertas se encontraba una de las hijas de sus dos hijas.

El hecho ocurrió horas antes en queambos estuvieran reunidos y compartiendo en familia.

La víctima falleció en el acto mientras que tres personas resultaron gravemente heridas.

Ella Smith regresaba de una excursión a una playa de Broad Haven cuando ocurrió la tragedia.

Los compañeros de Adrian afirman que lo peor para un bombero es descubrir a seres queridos entre las víctimas.

Se cree que el auto de Ella perdió el control en una curva y posteriormente fue embestido por atrás.

La residencia en donde trabajaba Ella como enfermera lamentan su muerte.

Después de lo ocurrido, la familia de la joven publicó un comunicado agradeciendo todas las muestras de cariño.