Colectivo

Con el regreso a clases en todos los niveles educativos, el sistema de transporte urbano de Córdoba implementó cambios.

El transporte urbano de Córdoba modificó frecuencias, horarios y recorridos para la vuelta a clases.

Se trata de un esquema de mejoras para satisfacer la demanda de estudiantes y personal docente que se reincorporan a las aulas.

Semana tras semana, la Subsecretaría de Movilidad Urbana de la Municipalidad de Córdoba supervisa los ajustes.

La idea es ajustar el servicio a las necesidades puntuales de los vecinos que lo utilizan todos los días.

Un ejemplo de ello se observa en el ajuste que se realizó al transporte tras el pedido del barrio Los Boulevares.

Junto al Centro Vecinal del lugar, se acordó extender el recorrido que realizan las líneas 23 y 25.

De a poco, los cambios empezaron a implementarse a partir del 1 de marzo y continuarán con el pasar de los días.

Sobre los cambios, Gonzalo Guevara, subsecretario de Transporte, reconoció que aún existe algunas quejas.

Sin embargo, los justes siguen su curso hasta encontrar la medida justa que se acomode a los vecinos.

Gracias al aumento del corte de boletos, se incorporaron 108 unidades más al servicio.

También se incrementaron las frecuencias en las horas pico para evitar demoras en la espera. En este punto, la línea 40 es una de las favorecidas.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Los vecinos del barrio Los Cortadores denuncian que la línea 26 no pasa más por el lugar.