Pesos chilenos

El Congreso de Chile aprobó un impuesto destinado a las personas que amasan fortunas que superan los 22 millones de dólares.

La iniciativa argentina de generar un impuesto a la riqueza sigue sumando adeptos en distintas partes del mundo.

Primero conocimos la propuesta de la ONU lanzó hace unos cuantos días para que los ricos devuelvan un poco de lo que ganaron en la pandemia.

Con el dinero de ese impuesto a los ricos, la ONU propone sea destinado a los grupos vulnerables.

Bolivia también aplicó una medida parecida para las grandes fortunas dentro del país.

Ahora tenemos la experiencia chilena que aplicará por única vez un impuesto a los “súper ricos”.

La propuesta fue aprobada por el Congreso de ese país y prevé un gravamen del 2,5 a las fortunas individuales.

En términos monetarios, las personas cuyo patrimonio supere los 22 millones de dólares deberán pagar el impuesto.

Con 105 votos a favor, 18 en contra y 26 abstenciones, el proyecto presentado por la oposición fue probado por el Congreso chileno.

La idea de la propuesta es usar los fondos del impuesto para frenar el impacto económico y social que acarrea la pandemia.

El nuevo impuesto será aplicado por única vez a las fortunas que superen los 22 millones de dólares.

En total son 5.700 millones de dólares que se pueden usar para mitigar los efectos de la pandemia.

Esta cifra es nada despreciable si consideramos que vivimos un estado de emergencia mundial en cuanto a la economía.

Con la llegada de la pandemia, los gobiernos advirtieron lo poco que se invierte en salud.

Es ahora cuando los seres humanos nos damos cuenta de la necesaria repartición de la riqueza.