Correa

A la espera de la segunda vuelta en Ecuador para elegir al nuevo Presidente, Rafael Correa advierte maniobras de fraude electoral.

Desde el exilio, el ex presidente apunta directamente contra el Consejo Electoral Nacional (CNE) de ese país.

La denuncia es por la presunta manipulación de actas electorales que favorecen el posicionamiento de uno de los candidatos.

Ecuador vivió el fin de semana pasada un proceso electoral para elegir al nuevo Presidente.

Por mayoría, el candidato de Rafael Correa, Andrés Arauz, ganó la primera vuelta pero no fue suficiente para evitar el ballotage.

Sobre el conteo de votos que realiza el CNE, Correa advierte una serie de irregularidades que apuntan al fraude electoral.

De acuerdo al análisis que realiza Correa, el CNE favorece al candidato del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, Yaku Pérez.

La estrategia denunciada es el incremento falso de votos a favor de Pérez.

Las denuncias surgen después de que el CNE anunciara una leve ventaja de Pérez sobre Guillermo Lasso, otro de los candidatos.

Por el momento son casi 40 mil las actas escrutadas que representan el 99,53% de total.

Los resultados asignan un 32,36% de los votos para Andrés Arauz, 19,72% para Yaku Pérez y 19,59% para Guillermo Lasso.

Correa asegura que la estrategia del fraude electoral es “crear un escenario de violencia y de inestabilidad”.

Mientras tanto, la confianza del ex presidente continúa puesta en Arauz para obtener el triunfo de la segunda vuelta.