Vacuna

Mientras el mundo celebra la efectividad de distintas vacunas, la OMS advierte que por sí sola no bastará para frenar al virus del covid.

La Organización Mundial de la Salud lanzó una advertencia en medio de la algarabía por la inminente llegada de las vacunas.

El organismo internacional anunció que la aplicación de la vacuna no garantiza la erradicación del virus.

Además, enfatizó que las medidas de confinamiento, en algunos lugares donde el virus se instaló con fuerza, deben extremarse al máximo posible.

Si otra mala noticia nos faltaba, aparece la OMS con un anuncio que nadie esperaba.

Mientras los laboratorios anuncian con bombos y platillos los altos índices de efectividad de las vacunas, la OMS aparece para poner paños fríos.

De acuerdo a las últimas estadísticas, son más de 54 millones los contagios por covid en el mundo.

La lista de los países con mayor número de infectados es inmensa y cambiante a la vez.

Contagios

Europa, encabezado por Italia y España, vive una convulsionada ola de contagios.

Si miramos con detenimiento las estadísticas, podemos observar cómo el virus se desplaza de manera estratégica, casi como diseñada para atacar y replegarse.

Llama la atención que justo cuando se cree que todo paso, el virus regresa siempre y en ocasiones aún con mayor fuerza.

En ese sentido, la triste leyenda que confirma la llegada de un nuevo orden mundial se confirma.

Existe una nueva normalidad que exige consumir y relacionarse de una forma a la que cuesta acostumbrarse.

Por todos lados escuchamos voces que hablan de ciudades de 15 minutos, pequeñas islas poblacionales que se aíslan del resto.

Se espera que una vez que las vacunas lleguen, la población de riesgo sea la primera en vacunarse.

En ese sentido, la OMS asegura que la cantidad de dosis distribuidas no serán las suficientes pero tampoco tan efectivas como se espera.