California

En un intento por frenar el avance del coronavirus, las autoridades de California decretaron el toque de queda nocturno en las calles.

Ante el avance del virus, California impone medidas drásticas de confinamiento para la población.

Desde las 22 horas y hasta las 5 de la madrugada, los californianos tienen prohibido salir de sus casas.

La medida estará vigente hasta el 21 de diciembre de este año.

California es el estado más poblado de Estados Unidos cuyo sistema de salud está al borde del colapso.

Es por ello que las autoridades determinaron establecer el toque de queda parcial en las calles de todo el estado.

Los únicos que pueden circular son aquellos que cuenten una autorización por tareas esenciales.

El gobernador de California, Gavin Newson, anunció la medida en una rueda de prensa.

Medidas de prevención

La disposición aparece días después de imponer medidas drásticas en 41 de los 58 condados que se encuentran en el nível púrpura de la economía.

Esos condados mantenían horarios comerciales con límites después de que la segunda ola de contagios se instalara con fuerza en Estados Unidos.

En términos reales, el toque de queda afecta al 94% de una población calculada en 40 millones de personas.

El toque de queda es una voz de alarma, aclaró el Gobernador, ante el avance inusitado del virus.

De acuerdo a datos oficiales, el nivel de contagios observado en California es incluso mayor al del inicio de la pandemia.

Superado por Texas, el estado de california es el segundo de Estados Unidos en superar el millón de casos de contagios.

Otra de las restricciones impuestas a la población tiene que ver con el uso obligatorio de barbijos fuera de casa.

Además, las autoridades pidieron a la población que extremen las medidas sanitarias en las próximas fiestas de acción de gracias.

Nueva York