Ingreso Familiar de Emergencia

De acuerdo a datos proporcionados por la ANSES, dos de cada diez argentinos cobraron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El cobro del IFE, según fuentes oficiales, alcanzó a 8.857.063 beneficiarios. De ese número, 4.934.657 fueron mujeres y 3.922.406 fueron varones. Dicha cantidad de beneficiarios representa un 19,5% de la población total del país.

Cordoba TeVe

El organismo previsional, a su vez, redactó un informe sobre el alcance de esta medida económica, y el significado que tiene dentro de la sociedad argentina. De acuerdo al estudio, el porcentaje total de beneficiarios resulta «alarmante» si se tiene en cuenta que «sus causas no obedecen exclusivamente a la situación extraordinaria de la pandemia mundial (…)».

El estudio, que se hizo analizando la situación de cada provincia, señala que el IFE tuvo más alcance en provincias con zonas extremadamente vulnerables.

Un problema que viene de antes

El estudio de la ANSES también revela un flagelo que viene padeciendo el país desde hace mucho tiempo: El trabajo informal. De acuerdo al informe, un gran porcentaje de los beneficiarios no tiene acceso a un empleo formal, debido a problemáticas estructurales, los cuales fueron puestos «sobre la mesa» con la llegada de la pandemia. La ANSES remarcó que «en particular, [el IFE] expone cómo la desigualdad también es un factor amplificador de los efectos negativos de la pandemia.», dejando en evidencia las elevadas tasas de trabajo informal ante situaciones como esta.