Estados Unidos

Los vacunados en Estados Unidos quedarán exentos de cumplir con las normas de distanciamiento social y del uso del barbijo.

Al igual que lo hizo Israel, en Estados Unidos se libera a las personas vacunadas de las restricciones sanitarias.

Después de recibir la vacuna, las personas quedarán en libertad de continuar o no con el uso del barbijo.

El distanciamiento socail, otra de las reglas que más cuesta respetar, también queda sin efecto para los vacunados.

Al respecto, la director de uno de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, declaró:

“Todo el que esté completamente vacunado puede participar en actividades en espacios interiores y exteriores, pequeños o grandes, sin llevar mascarilla o [respetar] distancia física”.

El anuncio beneficia a las más de 117 millones de personas que ya fueron vacunadas en el país.

Desde la Casa Blanca también animaron a la población vacunada a reanudar su vida cotidiana.

Pese a que el anuncio parece una salida definitiva de la pandemia, la realidad es un poco más compleja.

Las recomendaciones para seguir usando el tapabocas continúa para los espacios de transporte público.

Esa misma medida se extiende para los aeropuertos y estaciones de ferrocarril.

Uno de los datos alentadores que dejan las estadísticas en el país es que los vacunados que se contagiaron, la enfermedad fue más leve.

Para la discusión queda la influencia que pueden tener las variantes en el futuro de la pandemia.

También está la polémica sobre el pedido de liberación de patentes al que adhiere Estados Unidos.