Mosca

Existen ciertos aromas que las moscas odian y que ahora serán parte de los ingredientes esenciales de las recetas para eliminarlas.

Estamos de acuerdo en que las moscas son ese tipo de insectos que ademas de ser molestas, trasmiten enfermedades.

Suelen posarse sobre la comida y los alimentos, diseminando bacterias.

Si queremos erradicarlas de nuestros hogares, debemos aprender a combatirlas.

Para ello, recurriremos a recetas basadas en plantas y aromas que las moscas detestan.

  1. Aromáticas y aceites esenciales

Por su aroma fuerte, la albahaca, lavanda, ajenjo, laurel o menta sirven para espantar las moscas.

Se recomienda poner pequeñas macetas con estas aromáticas cerca de las ventanas.

Para complementar, puedes utilizar los aceites esenciales de las aromáticas para perfumar los ambientes y así espantar los insectos.

  1. Agua en bolsas plásticas

Otra receta que no falla son las típicas bolsas repletas de agua que puedes colgar en las entradas de casa.

La luz que refleja el agua causa confusión en las moscas, alejándolas en consecuencia.

  1. Olores fuertes

En el podio encontramos al alcanfor, una forma natural de alejarlas.

Junto con la albahaca, el alcanfor contiene propiedades antibacterianas.

Puedes colocar porciones de alcanfor en un difusor de calor que se ubique en la parte baja de una ventana abierta.

Olores como el de vinagre o el del vino, pese a ser fuertes, atraen a las moscas.

Con ellos puedes construir trampas caseras que son conocidas en las redes.

  1. Cítricos

En los repelentes tradicionales suelen utilizarse los cítricos como parte de los ingredientes del envase.

Las cáscaras frescas de naranja, mandarina o limón pueden esparcirse en la parte externa de las aberturas.

Para incrementar la potencia de los cítricos, se pueden colocar varios clavos de olor alrededor de la fruta.

Dron