Perú

Tremendo escándalo se desató en Perú después de que se conociera la aplicación de vacunas de privilegio a funcionarios públicos.

Alrededor de 500 personas pertenecientes al ámbito de la función pública en Perú recibieron la vacuna.

Hasta ahí, la noticia parece una más de las que aparecen en todos los diarios.

Pero el problema real empezó después de que se confirmara que las vacunas no estaban autorizadas.

Aprovechando la posición de privilegio, los funcionarios públicos se vacunaron en secreto.

Entre ese grupo de personas se encuentra el ex presidente Martín Vizcarra.

Por el escándalo generado, dos ministras, incluida en ellas la de Salud, Pilar Mazzetti, dejaron el cargo.

La noticia fue confirmada por el actual presidente Francisco Sagasti.

De acuerdo a las pruebas recopiladas, 487 personas pertenecientes a servidores públicos y altos mandos, recibieron la vacuna sin autorización.

El mandatario emitió un comunicado a la población peruana en donde manifiesta la indignación por lo sucedido,

Las vacunas utilizadas son las que se usaron en los ensayos clínicos realizados en Perú.

Pertenecen al laboratorio Sinopharm y fueron dispensadas de manera extraoficial a los funcionarios.

Las autoridades de ese país iniciaron una investigación para confirmar algunas sospechas.

Una de ellas tiene que ver con la existencia de un presunto acuerdo entre las farmacéuticas y los altos mandos.

También se analizarán las penas que corresponden a los involucrados en caso de comprobarse los hechos.