Escuela

Las autoridades de una escuela de Miami prohíbe a sus docentes vacunarse contra el coronavirus por un razón que no podrás creer.

El Centner Academy de Miami le pidió a su personal docente que no se vacunaran contra el coronavirus.

La razón argumentada por las autoridades de la escuela es que “las vacunas son ocivas para los niños”.

En una carta personal dirigida a los docentes, Leila Centner, cofundadora de la escuela, escribió:

“Han surgido informes de personas no vacunadas que resultaron afectadas negativamente por interactuar con personas que fueron vacunadas”… “parece que los que recibieron inyecciones pueden estar transmitiendo algo desde sus cuerpos a aquellos con quienes están en contacto”.

Por tal motivo, los docentes que reciban o recibieron la vacuna no tienen permitido acercarse a los menores.

Además, la exigencia no es una recomendación sino una exigencia que los docentes deberán acatar hasta que finalice el año escolar.

La afirmación expuesta en la carta como cierta fue tomada de artículos si fundamento científico que circulan en las redes sociales.

Conocido el comunicado emitido por la Centner Academy, los científicos salieron al cruce en defensa de las vacunas.

Jamie Scott, profesora emérita y ex catedrática de investigación en inmunidad molecular de la Universidad Simon Fraser de Canadá, argumentó:

“No hay evidencia que sugiera que la vacuna haga que una persona expulse el virus SARS-CoV-2”…“eso es imposible, puesto que todas las vacunas hacen que las células produzcan solo la proteína espicular y ningún otro componente del virus”.

Golemi-Kotra, profesora asociada de microbiología en la Universidad de York, también desmintió la teoría expresada por la Centner Academy.

Fue la propia Administración Federal de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos quien autorizó la aplicación de las vacunas.

También se cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud y de la inmensa mayoría de mandatarios de distintos países.

Cuesta creer que precisamente sea en una institución educativa la que se aferra a creencias dignas de la época medieval.