Joe Biden

Un verdadero boom mundial se desató tras la propuesta argentina de incluir un impuesto a las personas que amasan grandes fortunas.

A la propuesta iniciada en Argentina para que los ricos devuelvan un poco de lo mucho que ganan se suman algunos países.

Tenemos el caso de Bolivia y Chile que implementaron medidas al respecto en sus respectivos países.

También la ONU se expresó al respecto con una propuesta global. La idea de la ONU es que las empresas que ganaron cifras millonarias con la pandemia, devuelvan un poco a la sociedad.

De cumplirse la propuesta, el dinero recaudado será destinado a resolver algunos inconvenientes que genera el coronavirus.

En esa misma escalada de adeptos, ahora se suma la propuesta del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Biden anunció el deseo de subir el impuesto a la ganancia casi un 40%, cifra que tendrán que pagar únicamente los millonarios.

El proyecto está en proceso de análisis pero significa un paso significativo en cuanto a la manera en que el país maneja la economía.

De aprobarse, los inversionistas que más dinero ganen deberán pagar una tasa del 43,4% de impuesto a las ganancias.

Dicho impuesto aplica para las personas que ganen más de un millón de dólares anuales.

Justo es decir que este proyecto de Biden es parte de su promesa de gobierno de compensar las diferencias de impuestos entre clases.

Para Biden es injusto que los trabajadores de clase media tengan que pagar, a veces, más impuestos que los ricos.

También se espera que con el dinero recaudado por este nuevo impuesto se pueda financiar el gasto social.