Fertilización in vitro

Millones de personas en todo el mundo quieren tener un bebé. Algunos tienen éxito y otros fracasan, a pesar de sus mejores esfuerzos. La infertilidad es un problema para muchas parejas y la fertilización in vitro (FIV) puede ser una opción. Para recibir un tratamiento de FIV, necesita una pareja que tenga suficiente esperma o una donante de óvulos. El primer paso es estimular la ovulación con medicamentos, lo que hará que su cuerpo produzca más óvulos de lo normal. Los siguientes pasos son la recuperación y fertilización de óvulos, que tienen lugar el mismo día. Después de estos dos pasos, ¡solo queda esperar los resultados de la prueba de embarazo! En este artículo, analizaremos la infertilidad y la fertilización in vitro.

¿Qué es la infertilidad?

La infertilidad es una afección que afecta a aproximadamente 7.3 millones de mujeres solo en los Estados Unidos, según Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)… La infertilidad significa no poder quedar embarazada después de un año de intentarlo. A veces, las personas pueden quedar embarazadas después de recibir el tratamiento adecuado, y esto puede llevar varios años.

Esto puede ser emocionalmente agotador para muchas personas que lo intentan y fallan varias veces, incluso pueden perder la esperanza. Es por eso que existen varios tratamientos si desea tener hijos pero no puede quedar embarazada por su cuenta. Mucha gente se equivoca al creer que después de quedar embarazada, puede volver a tener un bebé sin problemas. Incluso después del primer o segundo embarazo, las personas pueden experimentar infertilidad y no sé por qué podrían tener otro hijo.

Una opción de tratamiento es la fertilización in vitro, o FIV, en la que los óvulos se extraen de los ovarios de una mujer y se mezclan con el esperma en un material de vidrio de laboratorio. Los embriones resultantes se transfieren a su útero a través del cuello uterino; alguien puede hacer esto quirúrgicamente o no quirúrgicamente, según la elección de la paciente y el médico.

¿Qué es la fertilización in vitro y cómo funciona?

Una de las opciones de fertilidad es la concepción asistida, una forma de ayudar al óvulo y al esperma a través de métodos médicos. La concepción asistida incluye tres opciones de tratamiento:

1. Fertilización in vitro (FIV)
2. Inseminación intrauterina (IIU)
3. Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

La fertilización in vitro (FIV) es un tratamiento de infertilidad que se utiliza para ayudar a las personas que no pueden hacer otra cosa. Básicamente, la FIV implica estimular los ovarios de una mujer para que produzcan múltiples óvulos y extraer esos óvulos del cuerpo para la fertilización de los espermatozoides en un laboratorio. Luego, puede devolver el óvulo o los embriones fertilizados al útero.

A veces, la FIV ayuda cuando una mujer no puede producir óvulos viables. En otros casos, se usa cuando tiene problemas para llevar un embarazo. También puede ser utilizado por hombres con problemas de fertilidad. La FIV funciona bien si alguien sigue los pasos correctos, que incluyen:

  • Estimular los ovarios para que produzcan óvulos.
  • Extrayendo óvulos de los ovarios.
  • Combinar óvulos con esperma en el laboratorio para fertilizarlos.
  • Desarrollar embriones en el laboratorio.
  • Transfiera los embriones al útero si es necesario.
  • Espere la implantación y el embarazo.
  • Si es necesario, realice pruebas genéticas prenatales del feto.

Etapas de FIV

El tratamiento de FIV se lleva a cabo en tres etapas, que incluyen estimulación, recuperación de óvulos y fertilización.

1. Estimulación

La fase de estimulación implica que la paciente tome medicamentos para la fertilidad durante 10 a 14 días, que estimulan sus ovarios para que produzcan múltiples óvulos en lugar de uno. Se controlarán los ovarios del paciente con ultrasonido y análisis de sangre para ver cuántos óvulos están madurando.

Cuando los óvulos están maduros, el médico los extrae insertando una aguja larga a través de la pared vaginal en cada ovario, lo que puede causar una leve molestia en algunas mujeres. La cantidad de óvulos fertilizados depende de la edad del paciente y las razones de la infertilidad. Por lo general, en un ciclo, tendrá entre 10 y 15 huevos en lugar de uno.

2. Transferencia de embriones

Esta fase ocurre 48 horas después de que se recuperan los huevos. Un embriólogo de laboratorio coloca de dos a seis embriones en un catéter y los inserta a través del cuello uterino hasta el útero, observando a la paciente en una pantalla de ultrasonido. El catéter coloca suavemente los embriones en el útero. Este procedimiento dura unos cinco minutos y, a menudo, es indoloro. Después de aproximadamente dos semanas, una prueba de embarazo puede determinar si se ha producido la fertilización.

3. Prepare el útero para la implantación.

La tercera etapa implica de cinco a siete días de inyecciones de progesterona para preparar el útero para la implantación. La progesterona es vital porque si el revestimiento del útero no se espesa, puede ser difícil mantener un embarazo. Esto requerirá un ciclo de FIV adicional con suplementos de progesterona.

¿Qué necesita saber antes de recibir FIV?

Antes de recibir FIV, hay algunas cosas importantes que debe saber. Por ejemplo, la infertilidad es una condición en la que una pareja no puede concebir después de un año de relaciones sexuales sin protección. Muchos factores pueden causar infertilidad, incluidos factores ambientales, factores genéticos, enfermedades o lesiones en los órganos reproductivos.

Los profesionales de la salud diagnostican la infertilidad en aproximadamente el 15% de las parejas en todo el mundo. La infertilidad puede afectar a hombres y mujeres de todas las edades. Sin embargo, el riesgo de desarrollar infertilidad aumenta con la edad de la mujer. Hay muchas opciones disponibles para las parejas según el grado de infertilidad. La infertilidad se puede tratar con medicamentos, cirugía o tecnologías de reproducción asistida (ART), como la fertilización in vitro (FIV). Algunas mujeres pueden superar la infertilidad con la inseminación intrauterina (IIU), donde un especialista coloca el esperma directamente en el útero.

¿Qué otra cosa?

La infertilidad puede ser un período difícil y emocional para muchas personas, especialmente aquellas que esperan tener hijos. Afortunadamente, existen varios tratamientos disponibles, incluida la fertilización in vitro (FIV). La FIV puede ser costosa, pero vale la pena si está buscando formar una familia. Y no se rinda si su tratamiento de FIV no tiene éxito, con el consejo de un médico, puede intentarlo varias veces. Si está considerando tratamientos de fertilidad o conoce a alguien que podría beneficiarse de nuestros servicios, ¡lo invitamos a explorar todo lo que tenemos para ofrecer en nuestro sitio web!

Riesgos y efectos secundarios de la fertilización in vitro

En general, los tratamientos de fertilidad y la FIV en particular son muy seguros e indoloros. Sin embargo, cualquier procedimiento médico puede tener ciertos riesgos y efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios pueden estar asociados con la terapia hormonal necesaria para estimular la ovulación. Es responsabilidad del especialista en sistema reproductivo informar al paciente de cualquier problema que pueda surgir. Estos son algunos de los efectos secundarios del tratamiento de FIV que las mujeres pueden experimentar:

  • Reacción alérgica a los medicamentos
  • Dolor o hematomas después de la inyección.
  • Náusea
  • Dolor abdominal
  • Síndrome de hiperestimulación ovárica
  • Infección pélvica
  • Mareas
  • Fatiga
  • Embarazo múltiple

Si desea formar una familia y sentirse como un padre, entonces vale la pena luchar contra los efectos secundarios de los tratamientos de FIV.