barbijo

Con la llegada de la temporada invernal, las autoridades sanitarias de Francia pidieron a los pobladores que usen barbijos de mayor protección.

La segunda y tercera ola de coronavirus avanza con fuerza en toda Europa.

En algunos de los países, la crudeza del invierno complica el manejo de la enfermedad.

Si a eso le sumamos la aparición en escena de nuevas variantes del virus, fortalecidas y resistentes, el combo es terrible.

Es por eso que las autoridades sanitarias de Francia iniciaron una campaña fuerte de prevención.

Una de las primeras medidas es desaconsejar el uso de barbijos de elaboración casera.

El objetivo es que las personas, de ser posible, utilicen aquellos tapabocas que protejan protección en un 90%.

Recordemos que la carga viral de las nuevas variantes del virus son mayores. Se estima que las nuevas cepas supern el 70% la capacidad de contagio con respecto al virus original.

Aunque el proceso de vacunación sigue su curso, lejos estamos de llegar a la soñada inmunidad de rebaño.

Por el contrario, el camino aún es largo y el virus se muestra fortalecido con el pasar de los días.

En ese sentido, Francia recomienda el uso de barbijos quirúrgicos y de categoría 1 con capacidad de filtrado al 90%.

De ser preciso, un tercer confinamiento también se encuentra dentro del escenario de salud francés.

Mientras tanto, en ese país continúan las restricciones nocturnas de 18:00 a 20:00 horas.