Casetes

¡Todo vuelve! Un claro ejemplo lo tenemos en los antiguos casetes cuyas ventas crecieron de manera precipitada en lo que va del 2020.

En tiempos de pandemia hemos visto cambios en todos los ámbitos de la vida del ser humano.

Los casetes vieron llegaron a nuestras vidas en 1963, siendo furor entre 1980 y 1990.

Con la llegada de los discos compactos, las cintas de audio desaparecieron paulatinamente.

Es gracias a las series de televisión que las nuevas generaciones redescubren el formato.

Tanta es la aceptación que incluso Stranger Things sacó un casete con música de la serie.

Las estadísticas en las ventas mundiales son alentadoras.

Tenemos por ejemplos casos como el de Estados Unidos en donde la industria musical reporta subas del 75%.

Mientras que en Reino Unido creció un 125% en 2018 y una tendencia en alza en el año siguiente.

A nível mundial las cifras son menores pero aún así importantes.

Más allá de los parámetros económicos, tenemos un condimento extra que añade la pandemia.

Con el aislamiento social, las personas descubrimos el placer de los objetos, oficios y formas de vida pasadas.

Ejemplo de ello son la costura, cocina, reparación de máquinas viejas y ahora los casetes.

Quizá la pandemia sea solamente una excusa para regresar a las raíces de algunas cosas que pensamos olvidadas.

Si miras el baúl de los recuerdos de tus padres podrás encontrar algunas de las bandas que actualmente triunfan en audio.

El casete tiene magia, la misma que los amantes de los discos de pasta o LP encuentran.

Arte