Mia y su captor

La policía confirmó el hallazgo con vida de Maia Beloso, la menor desaparecida desde el lunes pasado en un barrio porteño.

Horas antes de encontrarla, la brigada de búsqueda había encontrado algunos objetos que pertenecían al captor.

A la vera de la ruta, la policía encontró un buzo que sería del presunto captor de Maia Beloso, la menor desaparecida.

La policía buscó de manera desesperada a Maia Yael Beloso, la nena de 7 años desaparecida en un barrio porteño.

Resultado de los rastrillajes, los efectivos localizaron un buzo que presuntamente pertenecía al secuestrador.

En el lugar, una casilla ubicada a la vera de la Ruta 6, también se encontró un colchón viejo y una almohada.

Fue la madre de la menor desaparecida quien identificó el buzo como la prenda que portaba el acusado.

Tanto el buzo como el resto de los objetos fueron peritados por el personal policial abocado a la causa.

Más de 500 efectivos policiales se desplegaron en la búsqueda de la niña. La zona de rastrillaje incluye un zona con muchas casas abandonadas.

Perros rastreadores y un helicóptero también se sumaron a la brigada sin resultados positivos hasta ese momento.

De manera paralela, también se analizaron las imágenes reportadas por las cámaras de seguridad que captaron a Maia y a su captor juntos.

El material filmado captó a ambos desde las 8:40 hasta las 13:30 horas del lunes pasado en Villa Lugano.

A partir de la desaparición de Maia, las autoridades activaron el protocolo de la “Alerta Sofía” para buscarla.

También se armó un comité de crisis conformado por autoridades de distintas reparticiones.

Durante todo el miércoles, decenas de llamadas ingresaron al 911 y al 134 para portar datos sobre el caso.

Al avanzar los rastrillajes, tanto Maia como su captor fueron encontrados con vida en la zona de Luján.