El cura de la localidad de Justiniano Posse que pedía a los feligreses no usar barbijo resultó imputado con tres personas más.

En la misa por el Día de la Virgen Niña –el 8 de septiembre– instó a los fieles a no respetar las medidas de aislamiento.

El fiscal federal José María Uriarte resolvió imputar al cura de la iglesia de la localidad cordobesa de Justiniano Posse, quien instó a los feligreses a no usar barbijo en una celebración multitudianria por el Día de la Virgen Niña.

El encuentro religioso se llevó a cabo el pasado 8 de septiembre y en consecuencia se desató un brote de contagios de coronavirus con un total de 22 casos.

Testigos aseguraron que el sacerdote decía que “quienes usaban barbijo eran miedosos y que no había que tener miedo a la muerte, porque los que se mueren se van antes con Dios”.

Por este caso, además del sacerdote se imputó a otras tres personas más por incumplimiento de las medidas sanitarias.

Fuente: cadena3.com

Policía