En la causa por la muerte de Diego Armando Maradona, el médico que lo atendía, Leopoldo Luque, quedó imputado por “homicidio culposo”.

Por la misma causa, el fiscal libró ordenes de allanamiento para el consultorio de Leopoldo Luque que se cumplieron este domingo pasado.

La decisión se dio en el marco de la investigación por el fallecimiento de Diego Armando Maradona.

De acuerdo a la autopsia, Maradona murió por un ataque al corazón pero todavía falta cotejar algunos datos que surgen tras las declaraciones.

Según lo declarado por el personal de enfermería, Maradona sufrió una caída mientras se recuperaba de la cirugía de cabeza.

El hecho ocurrió una semana antes de que se produjera el deceso.

Pero en la historia clínica no aparece ningún estudio realizado al exjugador para constatar algún daño.

Aunque el golpe fue del lado opuesto de la cabeza en donde se encontraba la herida quirúrgica, llama la atención el descuido médico.

También surgen dudas sobre los motivos que derivaron en la ausencia del médico por varios días.

Al respecto, Luque podría confirmar los datos aportados por una cocina que asegura que Maradona lo echaba del lugar.

Los fiscales de la cusa, con el consentimiento del juez de Garantías, libraron la orden de allanamiento para el consultorio de Luque.

Los cargos que se le imputan al médico es por “homicidio culposo”.

En las interrogantes también se encuentra la inexistencia de un médico clínico.