Colectivo

Un infectólogo de Rosario lanzó una idea que puede solucionar el problema de los contagios dentro de los colectivos.

Alfredo Montero, infectólogo perteneciente a la Universidad Nacional de Rosario propuso una idea para frenar el avance del virus.

Colectivos sin ventanas es la propuesta de Montero para evitar la propagación del coronavirus dentro de los colectivos.

Dado que la idea surge justo con la llegada de las bajas temperaturas, el infectólogo asegura que hay que pasar frío si es necesario.

A grandes problemas, grandes soluciones, esa es la consigna que parece motivar a Montero dentro de la pandemia.

Por lo menos así se aprecia cuando argumenta su postura respecto a las conductas de los pasajeros dentro de los colectivos.

Para el infectólogo, cerrar las ventanas para no pasar frío una actitud que favorece la proliferación del virus.

“La solución es fácil: sáquenle un par de cristales y listo. Así ventilás a la fuerza”.

Sacar las ventanillas de los colectivos o dejarlas abiertas favorece la circulación de aire dentro del ambiente cerrado de los colectivos.

Una vez resuelto el tema de la ventilación, la clave ahora está en protegerse del frío de otra forma, por ejemplo, llevando abrigo.

“Si un profesor que es quien habla, está infectado, sin ventilación la mitad del curso se puede contagiar en dos horas. Si está todo cerrado no importa el distanciamiento, la gente se contagia igual”.

Aún sin estornudar, el efecto aerosol que se produce al hablar es capaz de transportar el virus de manera eficiente.

Para la discusión queda, por ejemplo, resolver el tema de los viajes largos, días lluviosos o de temperaturas gélidas.

Además de la cuestión lógica, los razonamientos de Montero también cuentan con el respaldo de su experiencia.

El infectólogo es director del Centro de Medicina Tropical y Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Universidad Nacional de Rosario.