Rodrigo De Loredo, Luis Juez, Mario Negri y Gustavo Santos

Poco después de la victoria de la fórmula Luis Juez-Rodrigo De Loredo en las PASO, que llegó a ser bautizada por las redes y medios como el “Juezazo”, los candidatos a senador y diputado se reunieron con sus rivales de la interna, Mario Negri y Gustavo Santos.

Sentados en un bar y entre varios cafés, los candidatos y dirigentes de Juntos por el Cambio discutieron sobre las estrategias electorales para noviembre, en una Córdoba cuyo tablero político ha sufrido grandes transformaciones en tan solo cuestión de días.

La reciente derrota del Frente de Todos a nivel nacional (y su pésima performance en Córdoba), sumado al segundo (pero lejano) puesto de Hacemos por Córdoba en los comicios, suponen un gran margen de ventaja para los candidatos de «la versión más fuerte de Cambiemos».

En su cuenta de Twitter, Negri remarcó el aspecto «positivo» del encuentro, y adelantó que se llegaría a hacer una nueva reunión «con todo el equipo».

Si bien la interna de Cambiemos en Córdoba fue motivo de polémica, chicanas, gritos, portazos entre quienes posteriormente aparecieron en las boletas, hoy el mensaje pareciera ser uno de unidad, aprovechando por supuesto la amplia ventaja electoral.