gato

Los resultados de un estudio reciente presuponen que todos los gatos domésticos poseen rasgos de psicopatía.

Desde que el ser humano tiene memoria, el mundo se divide entre quienes aman y odian a los gatos.

Junto a los perros, los felinos domésticos son las mascotas preferidas para hacer compañía.

Mientras que de los perros se destaca la lealtad, de los mininos se reconoce la autonomía y el desapego.

En esa misma línea, investigadores de Reino Unido se abocaron a la tarea de estudiar la conducta de los michis.

La hipótesis que intentaron demostrar es que todos los gatos poseen rasgos psicopáticos.

Para confirmar la premisa, elaboraron una encuesta con 46 preguntas que respondieron 2.000 personas.

Las preguntas se refieren a la conducta felina observada por los dueños de las mascotas.

En el Journal of Research in Personality se publicaron los resultados de la investigación.

Según se explica en el escrito, los gatos desarrollaron esta conducta como una estrategia de supervivencia.

En el pasado, el trastorno pudo ayudar a los felinos a conseguir comida, refugio y pareja.

Aunque existen excepciones, estos animales son audaces, desinhibidos, antipáticos, independientes y valientes.

Si bien es cierto que la alteración se considera una desventaja, en el caso de los animales no es así.

También es importante considerar que los animales procesan de manera distinta las emociones y los procesos mentales.

Así, tenemos el ejemplo de las mascotas que superan cualquier comportamiento humano.