El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba rechazó, durante la jornada del martes 15, la distinción de “profesores eméritos” a José Luis Palazzo y Jorge Edmundo Barbará, propuesta por la Facultad de Derecho.

El proyecto de condecoración había sido presentado en los últimos días al Consejo Superior, y generó un amplio rechazo de la comunidad educativa, al tratarse de una distinción a funcionarios que ejercieron funciones durante la última dictadura militar.

¿Quienes son Palazzo y Barbará?

Ambos profesores tuvieron cargos durante la dictadura: En el caso de Barbará, fue subsecretario y secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba. Una investigación del equipo de Cba24n logró establecer que trabajó entre 1981 y 1983 junto a Rubén Juan Pellanda, interventor municipal.

Según datos obtenidos por Página/12, el abogado habría enviado una carta al decano de Derecho, Guillermo Barrera Buteler, en donde afirmó haber trabajado en la Municipalidad desde el 8 de mayo de 1981 hasta el 10 de diciembre de 1983.

En la misma carta, desestimó haber enviado una «carta abierta dirigida al embajador de Estados Unidos», refiriéndose a la misma como «una mera fotocopia sin firmas».

Esta carta concluye con Barbará rechazando su distinción:

«No obstante las aclaraciones precisas antes efectuadas, y a convicción de que me asisten las calidades suficientes para investir la distinción de profesor emérito, las difíciles condiciones que a la fecha transcurre la vida de la educación y del país en general, me llevan a evitar profundizar discusiones dañinas para la Universidad Nacional de Córdoba.

Por ello, solicito que se retire la propuesta efectuada por unanimidad por el Consejo Directivo de la Facultad de Derecho (…)»

Jorge Edmundo Barbará – docente de la Facultad de Derecho de la UNC y ex funcionario municipal durante la última dictaruda militar (1976-1983)

Por su parte, Palazzo fue subsecretario de estado de la Provincia de Córdoba en junio de 1979, aparte de ser ejercer funciones como director de personal de EPEC, miembro de la UCeDé, funcionario de Carlos Saúl Menem, y ser un contacto cercano del genocida Luciano Benjamín Menendez.

En una carta del 16 de octubre de 1980, dirigida al ministro de Gobierno Provincial, Oscar Joan, Menendez destaca a Palazzo como «un luchador frontal contra los elementos comunistas»:

«Me dirijo al Sr. Coronel [Oscar A. jOAN] PORQUE HE TENIDO NOTICIAS DE QUE EL dR. jOSé lUIS pALAZZO TIENE UNA OBJECIóN (…) POR INCLINACIONES IDEOLóGICAS IZQUIERDISTAS.

qUIERO DESVIRTUAR DE PLANO SEMEJANTE CALUMNIA.

(…) nO SóLO EL dR. pALAZZO NO TIENE SIMPATíAS IDEOLóGICAS IZQUIERDISTAS, SINO QUE HA SIDO UN LUCHADOR FRONTAL CONTRA LOS ELEMENTOS COMUNISTAS QUE EN SU OPORTUNIDAD INFESTARON NUESTRA PROVINCIA, EN PARTICULAR LA Empresa Provincial de Energía. Allí en EPEC actuó y desplazó a los seguidores nada menos que de Tosco.»

Extracto de la carta de Luciano Benjamín Menendez, en defensa de José Luis Palazzo.

Cabe destacar que en el marco de la Megacausa La Perla, Silvia Di Toffino, hija del sindicalista y “segundo” de Agustín Tosco, Tomás Carmen Di Toffino, presentó esta misma carta como evidencia del secuestro de su padre, en noviembre de 1976.

El repudio de la comunidad estudiantil

El proyecto de distinción generó toda clase de reacciones en el ámbito académico, particularmente de organizaciones estudiantiles y de docentes.

El espacio opositor Vamos expresó su repudio a la distinción de los funcionarios:

«Desde Vamos repudiamos fuertemente las intenciones de la gestión de la UNC de otorgar las distinciones de Profesores Eméritos a José Palazzo y Edmundo Barbará, ambos vinculados con la última dictadura militar.

Memoria, verdad y justicia.»

Comunicado del partido universitario Vamos

Por su parte, La Bisagra, una de las organizaciones estudiantiles de la UNC, expresó lo siguiente:

«Como organización que trabaja y reivindica constantemente los derechos humanos, creemos fundamentalmente que nuestras facultades y nuestra Universidad, en tanto instituciones democráticas, hagan efectivo el compromiso por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Desde la Bisagra queremos expresar nuestra preocupación ante la decisión del HCD de la Facultad de Derecho, de reconocer como Profesores Eméritos a José Luis Palazzo y Jorge Edmundo Barbará (…). Ambos docentes han estado implicados en la última dictadura-Cívico militar cumpliendo funciones en la gestión pública durante esos años, lo que evidencia la cercanía y complicidad con el régimen de facto.

Creemos que nuestras facultades y nuestra Universidad, por su importancia y su prestigio, deben contribuir siempre a la promoción del encuentro, el debate y la participación estudiantil, promoviendo el compromiso social y haciendo de este un pilar fundamental en la formación de las y los futuros profesionales que se insertarán en la sociedad.»

Comunicado de La Bisagra – organización estudiantil de la Universidad Nacional de Córdoba.

El rechazo se sintió en las calles

Si bien la sesión del martes se votó de forma virtual, varias organizaciones, entre ellas la Asamblea Interfacultades, salieron a la calle para expresar su rechazo a la propuesta enviada por la Facultad de Derecho.