Restaurante

Un restaurante japonés encontró en los peluches una solución para cumplir con el distanciamiento social de manera creativa.

Los japoneses están ideando nuevas formas de relacionarse tras haber transitado la pandemia por coronavirus.

Hace poco tiempo que Japón ingresó al período de adaptación a la naciente normalidad que nos impone el virus.

Con las nuevas normativas, los negocios deben mantener un número límitado de clientes que deberán mantener distancias prudentes.

En el caso de un restaurante ubicado en un zoo de Japón, la solución llegó de la mano de adorables muñecos de peluche.

Ubicados de manera estratégica, los peluches ocupan los lugares que no pueden ser usados por los clientes.

Así, la estrategia permite tres objetivos primordiales:

  • Cumplir con las normas
  • Mantener la distancia social
  • Hacer más llevadero el sentimiento de soledad que nos invade

El restaurante en cuestión lleva por nombre Izu Sabonten y se ubica en Shizuoka, Japón.

La postal que se observa en el lugar invadido por los afelpados muñecos es simplemente adorable.

Además, el zoo utiliza a los carpinchos como motivo principal de compañía.

Así, los clientes no solamente pueden comer al lado de un roedor gigante sino que también pueden comprarlo como souvenir.

¿Que te parece?

Dinosaurios