Después de pasar 20 horas dentro de un congelador, un hombre declarado muerto por su familia revivió de manera repentina.

Para sorpresa de todos, el hombre regresó del más allá.

El hombre no solamente estaba vivo sino que literalmente estaba “muerto” de frío.

La historia empieza, como todas las de este tipo, con una tremenda confusión.

El muerto-vivo es un hombre de 74 años de edad que estaba enfermo y postrado en una cama.

Vivía en una aldea ubicada en Kandhampatti, un lugar que pertenece a la India.

De acuerdo al relato de su familiares, el hombre fue declarado muerto después de que dejara de moverse.

Hasta la espera del ritual funerario, el cuerpo fue colocado dentro de una cámara frigorífica.

Ahí permaneció 20 largas horas, en completa soledad y a la espera de alguien que lo ayudara.

Afortunadamente, la persona encargada de las heladeras llegó y se dio cuenta de que algo no andaba bien.

En un intento por dejar constancia de lo que sus ojos miraban, grabó el momento en que el “muerto” temblaba.

En el video se observa y escucha la escena dantesca que presenciaron tanto el encargado como otro empleado.

Por cuestiones de respeto, decidimos no incluir el video que circula por las redes sociales.

Tras el escandaloso suceso, la familia se encuentra bajo investigación policíaca.

Se cuestiona el hecho de no recurrir a un médico que certificada de manera adecuada el presunto deceso.