Tras los disturbios fatales ocurridos en el Capitolio, el actor Arnold Schwarzenegger comparó a Donald Trump con los nazis.

Por la forma en que ocurrieron los hechos, Schwarzenegger advirtió las similitudes con el comienzo del nazismo.

La semana pasada ocurrió un hecho insólito en Estados Unidos que repercutió en el mundo entero.

Movilizado por Donald Trump, un grupo de manifestantes arremetieron contra el Congreso.

Ataviados con pieles, cuernos y megafonos, la furia de los votantes de Trump se expresó al máximo.

Por lo sucedido, distintas voces se expresaron, haciendo alusión al trato suave de la policía para contener la situación.

También aparecieron las comparaciones, algunas referidas al impacto de la supremacía blanca.

En ese mismo tenor, el actor Arnold Schwarzenegger, dos veces gobernador de California, expresó su repudio por lo sucedido.

Schwarzenegger habló como inmigrante al recordar los momentos duros que como humano le tocó presenciar.

Se refirió puntualmente a la noche de los cristales rotos, la barbarie que se vivió en Alemania contra el pueblo judío.

En ese sentido, comparó esa misma situación con el ingreso de los seguidores de Trump al Capitolio.

El paralelismo se encuentra en los argumentos que expresan los manifestantes, cargados de odio hacia determinados grupos de personas.

Por lo sucedido el miércoles, Schwarzenegger encuentra indicios del mismo germen que dio inicio a la locura de los nazis.

Si consideramos que el actor pertenece al partido repúblicano, el mismo de Trump, las declaraciones llegan como un llamado a la cordura.