Quinoa

Dentro del marco del programa Emprende INNdustria, tres jóvenes cordobeses elaboran un shampoo sólido a base del residuo de la quinoa.

Bajo el nombre de Wara, tres emprendedores cordobeses lanzan al mercado un shampoo sólido.

El producto está elaborado con residuo de quinoa, un pseudocereal de alto contenido nutricional.

Gisela Cari, Martín Malicho y Estanislao Díaz son las tres personas a cargo de la idea.

Además del shampoo, la marca también ofrece acondicionador de cabello, ambos en presentación sólida.

La quinoa es considerado como uno de los superalimentos que aporta proteínas y una buena cantidad de micronutrientes.

Dentro de su estructura posee potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc y vitaminas A, B y E.

En el caso específico del shampoo, el elemento que se aprovecha es la saponina que desprende la quinoa de manera natural.

Cada vez que se remoja el grano, la quinoa libera una sustancia amarga que forma una espuma parecida al jabón.

Dicha sustancia se denomina saponina, indispensable para elaborar detergentes y jabones.

La cáscara que recubre el grano de la quinoa, desechado tras la cosecha, es el residuo que se utiliza para obtener la saponina.

Regresando a los jabones Wara, el proyecto aspira a la exportación del producto a países vecinos como Uruguay.

La línea de productos desarrollados por los emprendedores se inscribe dentro de un proyecto más grande denominado “Homahua”.

Dicho proyecto ganó la distinción del programa Emprende INNdustria Córdoba impulsado por el Ministerio de Industria, Comercio y Minería de la Provincia de Córdoba.

Escuela