Los trabajadores del sector de la salud, en reclamo por las medidas tomadas por el Gobierno Provincial sobre el Covid-19, llevarán a cabo dos paros, el miércoles 4 y el martes 10 de noviembre. La modalidad de los mismos será con asistencia al lugar de trabajo, con cese de tareas y una posterior movilización.

La convocatoria tuvo una gran adhesión entre los organismos que nuclean a los trabajadores del sector, las cuales expresaron que la Provincia no toma las medidas necesarias para «cuidar la salud de las y los cordobeses».

En un comunicado, las organizaciones mencionan lo siguiente:

«Por la COVID-19 ya debemos lamentar más de una decena de compañeros fallecidos. En esta situación nos encontramos: Cada día menos personal, para atender a un número de pacientes que crece.

Nos enfrentamos a la falta de conocimiento y destrato por parte del Estado Empleador y las patronales del sector privado.»

Comunicado de las organizaciones que nuclean a trabajadores de la salud

Adicionalmente, los trabajadores denunciaron una «falta de reconocimiento» en su labor diaria:

«Lejos de recibir reconocimiento por nuestra labor, padecemos todo tipo de ataques: Imputación a médicos por trabajar y contagiarse de Covid-19, robo a la Caja Provincial de Jubilaciones (…), paritarias absurdamente insuficientes y en cómodas cuotas, aprietes de todo tipo a los trabajadores de salud (…)

Si la situación salarial era ya grave, con el continuo e intenso proceso de inflación y devaluación que vive nuestro país no ha hecho más que empeorar. Para el gobierno Provincial, la salud no es prioridad»

Comunicado de las organizaciones que nuclean a trabajadores de la salud

Los trabajadores pidieron en el comunicado el pase a planta permanente, y «el fin de la precarización laboral» mediante contratos, monotributos, becas o pagos por cooperadoras.

Por su parte, también pidieron una recomposición salarial, que no contenga «sumas en negro o no remunerativas», con un vásico inicial de 50 mil pesos. También pidieron el pago del Adicional por Actividad en Unidades Críticas (de acuerdo al Decreto 690/20) para todo el personal de salud, sumado a una regulación y aumento de los honorarios por parte de APROSS.

Con respecto a medidas sanitarias, las organizaciones pidieron a la Provincia que habilite la modalidad “espejo” en todas las instituciones de salud para reducir el riesgo de contagio, licencias para aquellos trabajadores que están en grupos de riesgo, la eliminación del pluriempleo y testeos para el personal de salud.

Además de los dos paros, las organizaciones llamaron a realizar actividades de homenaje a los trabajadores fallecidos en la lucha contra el Coronavirus. Estas jornadas se llevarán a cabo el domingo 29 y el lunes 30 de noviembre.