Túnez

En un intento por salvar parte de la temporada, Túnez reabre el turismo internacional y este fin de semana recibió a los primeros pasajeros.

El avión contratado por el operador turístico luxemburgués Luxair, con 155 turistas franceses, alemanes y luxemburgueses, aterrizó en la isla de Yerba, donde era esperado por personal que deseaba una buena estadía a los recién llegados y les obsequiaba un ramo de jazmines.

Túnez adoptó con éxito medidas drásticas para controlar la pandemia, que dejó hasta el momento 50 muertos y 1.374 contagiados.

La cuarentena obligatoria de 14 días fue levantada a mediados de junio y las fronteras se reabrieron el 27 de ese mes.

Los viajeros procedentes de Francia, Alemania y Luxemburgo no están sometidos a ninguna restricción, al igual que todos los países calificados de color “verde” por las autoridades tunecinas.

Al bajar del avión, los turistas llevaban mascarillas sanitarias y fueron sometidos a un control de temperatura en el aeropuerto.

“Han administrado la crisis sanitaria mejor que nosotros”, afirma Patrick, un francés de unos sesenta años que llegó con su hijo para una estadía de diez días al sol.

Dijo haber elegido Túnez tras haber seguido en la televisión la evolución de la situación sanitaria en el país.

Yerba, “la isla de los sueños”, es uno de los principales destinos turísticos en Túnez.

Atrae esencialmente a turistas franceses, alemanes y británicos.

Turismo

Túnez ha sido golpeado de lleno por las consecuencias económicas y sociales del cierre de fronteras a raíz de la pandemia.

Las autoridades esperan para inicios de 2021 un relanzamiento del sector turístico.

Dicho sector representa entre 8 y 14% del PIB, emplea a cerca de medio millón de personas y es el más afectado por la crisis sanitaria.

Los ingresos por el turismo cayeron cerca de 50% entre el 1º de enero y el 10 de julio con respecto al mismo periodo del año anterior.

Medidas en el hotel

Lo más importante “es que la gente que trabaja en el turismo recupere la confianza y crea nuevamente”, estima el ministro tunecino de Turismo, Mohamed Ali Toumi. “Creo que lo hemos logrado con la llegada de este avión y otros próximamente”, agregó.

Las autoridades cuentan con el mantenimiento de estrictas medidas sanitarias para tranquilizar a los turistas y a los empleados.

“Las medidas sanitarias comienzan desde que se entra al hotel” y con “el respeto de los procedimientos de distanciamiento”.

Atef Denguir, director hotelero

Los turistas se limpian las manos con gel hidroalcohólico y son sometidos a una nueva toma de temperatura.

Al mismo tiempo, el personal del establecimiento desinfecta las valijas.

Al reabrir sus fronteras, Túnez decidió reducir a la mitad su capacidad hotelera para respectar las consignas anticoronavirus.

Fuente: afp.com

Cumbre