Joe Biden

Estados Unidos proyecta un ambicioso plan que incluye la vacunación obligatoria contra el covid de millones de trabajadores.

La gestión de Joe Biden lanzó un plan para vacunar de manera obligatoria a los empleados estatales.

En la misma línea, el mandatario ordenó al Departamento de Trabajo que traslade la medida a las empresas.

En consecuencia, los lugares de trabajo que cuenten con más de 100 empleados deberán exigir la vacunación obligatoria de los empleados.

Caso contrario, quienes se nieguen a vacunarse, independientemente del motivo, deberán hisoparse una vez por semana.

Aquellas empresas que no cumplan con las disposiciones recibirán multas por miles de dólares.

Esta nueva directiva también alcanza a todo el personal sanitario que trabaja a lo largo y ancho del país.

La idea del presidente Joe Biden es que las empresas cuenten con espacios seguros de trabajo.

En el anuncio de la medida, Biden cuestionó a los ciudadnos que no se quieren vacunar por atentar contra la salud pública.

Al respecto, el Presidente aclaró que la paciencia hacia los antivacunas se está agotando.

El colapso económico que genera la pandemia, sumado a todas las vidas humanas que se lleva, es la clave para las nuevas medidas.

La pandemia parece no tener fin y los países están buscando formas, democráticas en su mayoría, de combatirla.

Sobre la obligatoriedad de la vacuna, el tema instala polémica sobre las libertades individuales y colectivas.

Por un lado tenemos el derecho que asiste a quienes no desean vacunarse y por otro está quienes tienen miedo a contagiarse.

En el medio de la cuestión se encuentra la vida, la economía y los sueños de una nueva normalidad que nunca llega.