Un par de astronautas aprovecharon un viaje al espacio exterior para crear el quinto estado de la materia teorizado por Einstein y Bose.

El quinto estado de la materia fue descubierto por Albert Einstein y Satyendra Nath Bose.

Además de los estados sólido, líquido, gaseoso y plasma, existe uno más que se obtiene en temperaturas de cero absoluto.

Los átomos adquieren una forma distinta cada vez que se someten a temperaturas de -273°C.

Es gracias también a esas temperaturas que los átomos obtienen propiedades cuánticas.

Dichas propiedades funcionan como una misma onda de tipo gaseoso en la que los átomos agrupan comportamientos colectivos.

Este quinto estado de la materia fue denominado “condensado de Bose- Einstein” y observado por primera vez en 1995.

El experimento se realizó en un laboratorio de gravedad controlada.

La razón es porque la gravedad juega un elemento clave.

La tierra, afectada gravitacionalmente, impide la formación natural de este tipo de materia.

Por sus descubrimientos relacionados al condensado de Bose- Einstein, los físicos Eric Cornell y Carlos Wiemen ganaron un Premio Nobel.

Tiempo después, un par de astronautas viajaron al espacio para poner en práctica la teoría.

La creación del quinto estafo de la materia fue todo un éxito, generando infinidad de alcances potenciales para la ciencia.

Una de las aplicaciones inmediatas es el uso de la información que aporta en el estudio de la materia oscura del universo.

Así, entender el funcionamiento de los agujeros negros y de las ondas gravitacionales será posible desde los datos aportados por este nuevo estado de la materia.