coronavirus

La Organización Mundial de la Salud advierte que pese a la llegada de distintas vacunas, será muy complicado erradicar el virus covid-19.

Estas declaraciones se basan en el hecho de que aún desconocemos la forma real en que se trasmite el virus.

Otro detalle que también se desconoce es la efectividad que tendrán las vacunas una vez colocadas en humanos.

Son tantas las preguntas y tan pocas las respuestas que aporta la OMS sobre el coronavirus.

El caldo de incertidumbre mundial que vivimos hace casi un año se agranda con una nueva.

Pese a la cantidad de opciones de vacunas, el virus covid-19 parece ser tan enigmático que ningún científico logra descifrarlo.

Ninguno, incluyen a los expertos que conforman a la Organización Mundial de la Salud.

Si recordamos un poco, al inicio de la pandemia, fue la misma OMS que en una primera instancia aseguró que solamente el personal de salud debía utilizar barbijo.

Declaración que después se convirtió en todo lo opuesto, pidiendo a la población entera protegerse con cubrebocas.

Después de mucho ensayo y error, por fin existe acuerdo sobre las medidas básicas de higiene y protección contra el virus.

Y justo cuando vemos una pequeña luz al final del túnel con la llegada de las vacunas, la OMS pone paños fríos al entusiasmo.

Al parecer, desconocemos de manera cabal cómo se trasmite el virus y tampoco existen certezas de la efectividad real de las vacunas.

Ambas condiciones conforman el combo perfecto para que el virus permanezca en nuestras vidas por un tiempo largo.