El instituto Malbrán, en conjunto con la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), recientemente confirmó la presencia de la nueva cepa del Covid-19 en territorio nacional.

Esta mutación se corresponde con la “variante de Río de Janeiro”, y se encontró entre los genomas secuenciados durante los meses de noviembre y diciembre. Desde el ANLIS-Malbrán se informó a Télam que por ahora «no se hallaron las variantes de Sudáfrica ni del Reino Unido».

Esta información fue revelada por Josefina Campos, coordinadora de la Plataforma de Genómica y Bioinformática del ANLIS-Malbrán.

Adicionalmente, la coordinadora explicó que esta cepa no sería más propensa a transmitirse que los otros genomas que actualmente circulan en el país:

«Todavía no hay estudios concluyentes que permitan afirmar que las variantes tengan algún impacto sobre la transmitibilidad, la gravedad de la infección o la eficacia de la vacuna»

Josefina Campos – Coordinadora de la Plataforma de Genómica y Bioinformática del ANLIS-Malbrán

De acuerdo a Campos, al no haber estudios específicos sobre la variante, todavía no se puede determinar si esta mutación tiene efecto alguno sobre los anticuerpos, por lo que por ahora sólo se la puede relacionar a estudios generales anteriores.

Mariana Viegas, investigadora del CONICET y responsable del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-Cov-2 (PAIS), comentó -en comunicación con Télam– que sobre las 144 muestras encontradas, se hallaron cinco que tenían una mutación en su proteína espiga, la cual es compatible con la anteriormente mencionada variante.

Viegas aseguró que esta no era la variante de Sudáfrica, dado que presenta una una mutación adicional.

Los resultados para determinar el lugar de procedencia de la cepa, según dio a entender la responsable del PAIS, llegarían para la semana que viene.

¿Esta cepa tiene injerencia sobre la vacuna?

Al respecto de una posible intervención de esta nueva cepa sobre las vacunas contra el Covid, Viegas explicó lo siguiente:

«Cuando uno inmuniza con una vacuna lo que hace es generar anticuerpos policlonales, o sea que reconocen varios lugares, entonces que exista una mutación no quiere decir que las vacunas no van a responder porque es una sola posición de la proteína.»

Mariana Viegas – Investigadora del CONICET, y responsable del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-Cov-2

Actualmente, las cepas que captaron la atención de los centros epidemiológicos y los gobiernos son tres:

  • La VOC 202012/01, originada en el Reino Unido y conocida como “variante de Londres” o “cepa británica”
  • La 501Y.V2, originada en Sudáfrica y conocida como “variante SA”
  • La variante de Río de Janeiro, detectada en Brasil.