Gas natural

Industriales Pymes Argentinos (IPA) advirtió este martes que un incremento “descontrolado” del 100% promedio en dólares en el precio de gas en boca de pozo, provocará una crisis en ese sector productivo.

Los productores de gas exigen renovar ese valor antes de mayo y, según la entidad, una decisión de ese tenor “desandará muchas de las medidas que el Gobierno nacional tomó desde el inicio de la pandemia para reactivar la economía y reindustrializar al país”.

“El aumento descontrolado del gas en boca de pozo pondrá en crisis a muchas de las fábricas porque desacomodará toda la economía y las finanzas de las pymes que lograron, a base de esfuerzo propio y del Gobierno, mantener la producción a pesar del aumento constante de los costos producto de la inflación y de los protocolos sanitarios que impuso la pandemia”, sostuvo el presidente de IPA, Daniel Rosato.

Y alertó: “Un aumento de los costos de la producción en dólares, como resultado del incremento del gas, significará un desincentivo a las exportaciones de las pymes industriales”.

Según el dirigente, “esta situación, muy delicada para la producción nacional, impactará de manera directa en la rentabilidad, en la competitividad y en la inflación. Los productos se van a ver afectados por menor producción o por un incremento de precios que en menos de dos meses estará impactando en las góndolas y en el bolsillo de los trabajadores”.

El titular de IPA advirtió, en un comunicado: “La recuperación que surgió a partir de la gestión del Ministerio de Desarrollo Productivo, se puede ver desacreditada ante estos aumentos desproporcionados que plantean los productores de gas, en un momento de crisis, en donde las pymes pedimos armonía y equilibrio”.

“El Gobierno puso en marcha un paquete de medidas que sirvió para que las pymes podamos continuar con vida, a pesar del golpe que significó el cierre en pandemia y las dificultades para el financiamiento que había dejado el gobierno anterior. Pero hoy vemos que gran parte de todos esos esfuerzos pueden volver a cero si el descontrol del precio del gas se mantiene y las fábricas tenemos que afrontar un gasto inconcebible para esta época de crisis e incertidumbre”, alertó.

De hecho, Rosato sostuvo que “la política antiinflacionaria que el Ministerio de Economía y todo el Gabinete Económico plantea, podría quedar desarticulada porque los costos del gas ya no podrán ser absorbidos por las pymes y, de mantenerse el cuadro propuesto en la actualidad, en junio y julio habrá un aumento generalizado de los productos de góndola por encima del 10%”.

“Es inconcebible que el esfuerzo de un Gobierno y de la sociedad en su conjunto dependa de una decisión tan caprichosa de parte de quienes especulan con un insumo básico. Lamentablemente, esta situación va a empujar sobre los precios y, además, retraerá las inversiones y eso se verá reflejado en una oferta laboral cada vez más limitada”, lamentó el dirigente.

NA