Ivanna Aguilera

La referente trans y coordinadora del equipo de Gestión, Área de Trabajo Trans, Travesti y No Binarie de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, Ivanna Aguilera, fue demorada el pasado lunes por efectivos de la Policía de Córdoba.

La detención ocurrió a causa de una orden de captura, emitida en 1988 y basada en el artículo 19 del Código de Faltas de Córdoba, derogado en 1994.

Es decir, la Policía de Córdoba demoró a la referente por una ley derogada hace 27 años atrás.

El artículo en cuestión, una pieza que sólo puede ser producto del momento en que se redactó, establece (bajo el bochornoso título de Vestimentas contrarias a la decencia pública) lo siguiente:

«Serán sancionados con multa equivalente hasta dos veces el importe del salario mínimo, vital y móvil o arresto hasta diez días, las personas de uno u otro sexo que exhibieren en público vestimentas contrarias a la decencia pública, con arreglo al lugar.»

Texto del artículo 19 del viejo Código de Contravenciones de la Provincia de Córdoba, derogado en 1994

Esta ley, aparte de quedar totalmente desactualizada en pleno siglo XXI, viola los derechos reconocidos por la Ley 26.743, de Identidad de Género, sancionada en el 2012.

Independientemente del absurdo que plantea el texto (aparte de no establecer en términos claros siquiera de qué se trata la tan aclamada «decencia pública»), los uniformados aparentemente no se percataron de que esta orden de captura de hace 33 años atrás ya había sido prescripta.

El arresto se produjo en el marco de un control policial en el Puente Maipú, a las 00:45hs.

banner youtube

Tras estar demorada por tres horas, sin explicación aparente, Ivanna fue trasladada a la Unidad Judicial 1, donde fue puesta en libertad.

Violencia institucional, el otro “superclásico” cordobés

En esa instancia, el personal de la UJ N°1 le advirtió que ella debía tramitar por sus propios medios el cese de la orden de captura. Si no lo hacía, podía quedar demorada otra vez más o incluso ser detenida.

Las jornadas del martes y miércoles vieron a Ivanna tramitando el pedido de cese ante el Juzgado de Control N°6, el cual fue concedido.

El cese de la orden de captura de fundamentó en el «transcurso del tiempo», desconociendo totalmente que la demora se generó por la supuesta violación a una ley ya derogada (y que a su vez viola una ley más reciente, la anteriormente mencionada Ley de Identidad de Género).

Esta situación generó el repudio de organismos de derechos humanos, el colectivo LGBTIQ+, y la misma Facultad de Filosofía y Humanidades, la cual redactó un pronunciamiento al respecto:

«¿Con qué formación la Policía de Córdoba demora a alguien por una orden judicial del año 1988 basada en una norma derogada 25 años atrás?

¿Qué cientificidad y tecnología en la tan alegada persecución del delito y la protección de garantías constitucionales tienen los sistemas de la Policía de Córdoba que permiten semejante abuso?»

Comunicado de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba tras la demora a Ivanna Aguilera

Aparte de hacer una crónica de lo ocurrido, el comunicado instó a la Fiscalía General de la Provincia, al Gobierno Provincial y a la Policía de Córdoba a evitar que vuelvan a ocurrir estas situaciones de violencia institucional:

«Exigimos una inmediata respuesta ante lo sucedido, para que ninguna otra persona (…) quede expuesta a la arbitrariedad y el abuso de las fuerzas de seguridad, y ratificamos nuestro compromiso con la lucha contra toda forma de criminalización y por la erradicación definitiva de toda forma de violencia institucional y de género, y atropello a los derechos humanos.»

Comunicado de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba tras la demora a Ivanna Aguilera