Vía Láctea

Científicos australianos descubrieron un objeto giratorio desconocido en la Vía Láctea que, según dicen, no se parece a nada visto antes.

Objeto no Identificado

El objeto que fue descubierto por primera vez por un estudiante universitario, emite una ráfaga masiva de energía de radio durante un minuto completo cada 18 minutos.

Los objetos que emiten energía en el universo a menudo están documentados. Pero los investigadores dicen que algo que se enciende durante un minuto es muy inusual.

El equipo está trabajando para obtener más información

El objeto fue descubierto por primera vez por Tyrone O’Doherty, un estudiante honorario de la Universidad de Curtin, en la región interior de Australia Occidental conocida como Murchison-Widefield Massif, usando un telescopio y una nueva técnica que desarrolló.

El Sr. O’Doherty formó parte de un equipo dirigido por la astrofísica Dra. Natasha Hurley-Walker de la Universidad de Curtin, un nodo del Centro Internacional para la Investigación en Radioastronomía (ICRAR).

«Apareció y desapareció durante varias horas durante nuestras observaciones», fue citada en un comunicado de prensa de ICRAR que documenta el hallazgo.

«Fue completamente inesperado. Daba un poco de miedo para el astrónomo porque no había nada parecido en el cielo».

Las cosas que se encienden y apagan en el universo no son nuevas para los astrónomos, las llaman «transitorios».

Pero el objeto que se encendió durante un minuto entero fue «realmente extraño», dijo la Dra. Gemma Anderson, astrofísica de ICRAR-Curtin, en un comunicado de prensa.

ICRAR agregó que al analizar años de datos, el equipo pudo determinar que el objeto está a unos 4.000 años luz de la Tierra, es increíblemente brillante y tiene un campo magnético extremadamente poderoso.

Las teorías del hallazgo

Las teorías que rodean lo que podría ser el objeto incluyen una estrella de neutrones o una enana blanca, un término utilizado para los restos de una estrella colapsada. Sin embargo, gran parte del descubrimiento sigue siendo un misterio.

«Más detecciones le dirán a los astrónomos si se trata de un evento raro y único o de una enorme población nueva que nunca antes habíamos visto», dijo el Dr. Hurley-Walker. «Espero entender este objeto y luego expandir la búsqueda para encontrar más».