Carne

De manera conjunta con los frigoríficos, el Gobierno Nacional trabaja en la creación de un nuevo acuerdo para los precios de la carne.

Con el objetivo de que no falte alimento en la mesa de los argentinos, el gobierno analiza medidas.

Una de ellas tiene que ver con el control de precios de la carne vacuna, fuente primordial del asado.

Para lograr la meta, el Gobierno dialoga con los frigoríficos para llegar a un acuerdo.

De acuerdo a los datos aportados por el Ministerio de Agricultura, la carne de vaca aumentó 74% con respecto al año 2019.

Luis Basterra, ministro de Agricultura, anunció la decisión del Gobierno de llegar a un acuerdo en el corto plazo.

Otro de los datos alarmantes es que el consumo de carne cayó a mínimos nunca antes vistos.

Para resolver el problema, tanto los ministerios de Economía como el de Desarrollo Productivos trabajan de manera mancomunada.

Aunque en 2020 se acordó la venta de cortes de carne a precios populares, la medida tuvo corta duración.

Ahora lo que se pretende es crear una medida de mayor impacto entre la población.

La idea es ofrecer por lo menos 10 cortes de carne a precios accesibles.

También se espera que la carne a precio especial se venda en lugares de mayor acceso a la población.

Para ello se va a requerir la ayuda de las carnicerías y de los supermercados.

El panorama se muestra complejo ya que al margen de la carne, el resto de los alimentos también subieron los precios.

Tenemos por caso concreto a las frutas y verduras que, sea por el temporal o por mera especulación, están fuera del alcance de muchos.